VESTIDOR PEQUEÑO EN UN ESPACIO REDUCIDO

No todos los vestidores tienen que ser de amplias dimensiones para ser prácticos, cómodos y encantadores. Los vestidores pequeños también son una alternativa útil y acogedora para mantener en orden tus prendas, accesorios, zapatos y demás objetos que desees almacenar en ellos.

Solo debes poner en práctica una serie de consejos que serán de gran ayuda para aprovechar mejor los espacios pequeños.

Claves para conseguir un buen vestidor en dimensiones reducidas

Un vestidor puede ubicarse en diferentes estancias, en un salón o en un dormitorio, que es lo más usual. En cualquiera de estos espacios puedes recrear tu propio vestidor, sin recurrir a reformas que conlleven un coste elevado. Para conseguirlo, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Reorganiza los elementos del espacio

En caso de colocar el vestidor en tu dormitorio, lo primero que debes hacer es reorganizar los elementos que allí dispones para ganar metros adicionales. A veces, solo con mover un poco la cama ganas espacio, así que haz la prueba. Además de eso, retira lo que no estés utilizando, así consigues más dimensiones.

Define qué guardarás en el vestidor

Ropa no es lo único que se suele guardar en un vestidor, también se pueden almacenar accesorios, zapatos, complementos u objetos varios. Para aprovechar cada pequeño rincón, es importante que definas previamente qué guardarás en él. De este modo, te harás una idea de qué tanto espacio necesitas, y no malgastas metros útiles.

Agrupa la ropa por categorías

Esto te permite deshacerte de aquellas prendas que ya no utilizas, dando paso a algunos metros disponibles para colocar otros complementos. Igualmente, al agrupar la ropa por categorías, temporadas o estaciones, podrás dejar en el vestidor lo que realmente vas a utilizar para cada momento.

Opta por las cajas multiusos

Son ideales para mantener el orden y la distribución. Eso sí, antes de comprarlas asegúrate que encajen bien en los espacios internos del vestidor. La idea no es saturar el área, sino aprovechar hasta el más pequeño rincón. En ellas puedes guardar la ropa, accesorios, zapatos u objetos varios que desees almacenar.

Integra los cajones necesarios

Ni mucho ni poco, sino lo imprescindible. Los cajones son necesarios para conseguir una óptima distribución en el vestidor. La clave está en no abusar de ellos, por el contrario, puedes integrarlos en medidas más pequeñas para no saturar el espacio. Ten en cuenta todo lo que deseas guardar en ellos para no excederte ni dejar cajones vacíos que solo te resten espacio.

Los espacios pequeños no son un impedimento para que puedas conseguir el vestidor soñado, tan sólo planifica y distribuye bien el área hasta obtener los resultados esperados.

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo podemos ayudarte?