CLAVES PARA TENER
LADRILLO A LA VISTA

Tener una o más paredes de ladrillo a la vista, es una alternativa de decoración como cualquier otra, viable para interiores o exteriores, cuando los propietarios o decoradores deciden incorporar este estilo rústico por razones estéticas o que vayan en armonía con lo que el espacio en cuestión quiera a transmitir.

No hay duda de que al día de hoy sigue siendo una opción válida para muchos, porque, bien sea que se trate de una o más paredes de ladrillo a la vista en un ambiente, o que se combine con paredes revestidas de otros materiales, el aspecto visual que otorga es hermoso y llamativo. Sin embargo, suele ser motivo de duda si a la larga, hacer uso de esta técnica para alguna de nuestras paredes, nos traerá problemas. Veamos qué aspectos debemos tomar en cuenta para decidir.

Ladrillo a la vista, se puede combinar a la perfección

El punto positivo es que no podemos negar que este tipo de soluciones estéticas para las paredes de nuestro hogar pueden llegar a lucir fabulosas; incluso, no solo en ambientes rústicos en los que incorporemos otros materiales como la madera, sino también en ambientes más elegantes porque tenemos la opción de agregarles un toque de color, o acabados que la hagan resaltar hasta convertirse en el punto focal de la casa.

Si hay algo a tomar en cuenta para tomar una decisión de decoración, sobre todo si se trata de una vivienda familiar, es que tenga impreso el gusto y personalidad de sus habitantes, porque de allí parte todo. ¿Qué estilo tiene la vivienda? ¿Qué toque especial le queremos dar a los ambientes? Si decidimos centrarnos en las paredes, esta puede ser una opción, tomando en cuenta los respectivos tratamientos que se deben tener.

Hay que cuidarlas, siempre

Aquí el detalle. Por más que se vean hermosas y que el acabado parezca hecho por un experto, las paredes de ladrillo a la vista no se pueden descuidar, porque a la larga podrían ser fuente de ciertos inconvenientes. Toma en cuenta lo siguiente:

  • En el caso de decoración de interiores, a la larga, la humedad puede convertirse en enemigo de la pared de ladrillos a la vista. Esta suele provocar hongos, bacterias, afectar el color y erosionar las superficies llegando a deteriorarlas notablemente. Otro detalle es que este tipo de pared es más susceptible a acumular polvo y otros agentes, cuya evidencia se suele notar con facilidad.
  • Uno de los principales cuidados que deben preverse cuando nos decidimos por este tipo de decoración en alguna pared de nuestra casa, es proteger los ladrillos con un barniz o un impermeabilizante especial para evitar este tipo de inconvenientes a largo plazo.
  • Por otra parte, la posibilidad de pintar las paredes de ladrillo con pintura plástica también ayuda a protegerlas, aunque esto podría suponer todo un desafío ya que son sumamente absorbentes y puede que no se logre un buen acabado a la primera.

→ Colocar una pared de ladrillo a la vista en casa es una opción que no se descarta cuando amas la decoración rústica y quieres aportar ese valor al hogar. Son llamativas, se ven hermosas y se ha demostrado que funciona, solo hay que tener en cuenta el tipo de tratamiento que necesitan y prestarle la debida atención para que se mantengan impecables.

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo podemos ayudarte?