DECORACIÓN VS INTERIORISMO

Cuando hemos necesitado de alguno de los servicios de estos profesionales, solemos caer en la duda sobre si ambos hacen el mismo trabajo. Es frecuente confundir un especialista en diseño de interiores con un decorador, o viceversa, y ciertamente cada uno se ha preparado en aspectos diferentes, aunque se trate de la misma área.

¿No se requieren acaso las mismas habilidades para una u otra tarea? La respuesta es no. Aunque ambos conceptos pueden confundirse fácilmente, los conocimientos profesionales de ambas disciplinas son diferentes y están capacitados para actividades propias de su carrera. ¡Veamos en qué se diferencian!

Diferencias entre Interiorismo y Decoración

Interiorismo: diseño funcional y eficaz del espacio

Uno de los principales aspectos que podemos mencionar sobre un diseñador de interiores, es que éste se ha preparado en conceptos de arquitectura para poder entender la estructura interior de cualquier espacio. El interiorismo es, por tanto, la gestión adecuada de los espacios para optimizar las estructuras, adaptarlas y brindar funcionalidad a los espacios.

Otra característica del interiorismo, es que este es capaz de manejar incluso criterios de psicología, para tener la capacidad de entender al cliente, lo que este está buscando, sus preferencias y necesidades en cuanto a modificaciones, arreglos, cambios de estructura y otros aspectos importantes dentro del área. Además, en el diseño de interiores también se maneja:

  • Cambios en el sistema de iluminación.
  • Modificación de las paredes u otros espacios.
  • Hacen frente a renovaciones y cambios estructurales.
  • Se preocupan por diseñar y crear espacios agradables de acuerdo a las necesidades del cliente.
  • El interiorismo trabaja en espacios que sean funcionales, eficaces y bonitos.
  • Incluye la temperatura y acústica de los espacios.
  • El diseñador de interiores puede presentar una propuesta de diseño general adaptada a su cliente.
Decoración: elección adecuada de los elementos

El trabajo de la decoración prosigue, una vez se haya finiquitado el trabajo de interiorismo. Es en este punto en donde se hace la elección de mobiliario, texturas, colores, accesorios, y todos los elementos que sirvan para darle forma concreta a los ambientes basados en el toque final, que es la decoración. Los puntos básicos en esta área son:

  • La creatividad para darle a las habitaciones el valor estético que se está buscando.
  • Elección de lámparas, cuadros, accesorios de mesa, entre otros.
  • Colores, puntos de luz y sobra, selección de elementos como cortinas o persianas, puntos de enfoque en pisos o paredes.
  • El mobiliario, los elementos textiles y las piezas fundamentales que necesariamente forman parte de cocinas, salones y baños.

→ La unificación de estas dos labores hace posible que el resultado final de un espacio sea excepcional. Se necesita del interiorismo para que haya una adecuada gestión de los espacios, y se necesita de la decoración para darle el toque de creatividad y esteticismo que todo ambiente necesita. El interiorismo organiza y gestiona, y la decoración define y aporta creatividad e innovación. Ambos se complementan y tienen un papel fundamental para crear espacios funcionales, armoniosos y del gusto de quienes lo habiten.

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo podemos ayudarte?