AISLAMIENTO TÉRMICO
¿SÍ O NO?

El aislamiento térmico de una vivienda es más importante de lo que podemos creer, porque de él depende que estemos cómodos tanto en los días calurosos del verano, como en el frío invierno. Además, también hay un tema de ahorro energético de por medio, que beneficia al medio ambiente, y también nuestra economía.

Por lo general, las pérdidas que hay de calor o frío en los hogares se producen a través de las ventanas, el techo, las puertas, el suelo y las paredes, y si el aislamiento térmico no es suficiente o ya no funciona debemos buscar la manera de resolver esta pérdida de energía y lograr mantener una temperatura estable de al menos unos 20 grados celsius.

En ocasiones, es necesario hacer reformas laboriosas, dependiendo de las condiciones de la vivienda, sin embargo, hay otras opciones más prácticas y sencillas que podemos hacer sin necesidad de un profesional y un presupuesto tan elevado. ¡Toma nota!

Mayor cuidado en puertas y ventanas

La efectividad térmica en las puertas y ventanas de las fachadas suelen fallar en aislamiento térmico. La circulación de aire dentro de la casa, o la pérdida de calor en invierno se producen a través de éstas, por lo que hay que buscar la forma de amortiguarla, primeramente, de forma sencilla y práctica.

Las cortinas de telas pesadas pueden ayudar a evitar el flujo de aire, no están de más, pero también existen en el mercado otros elementos como la espuma de poliuretano para las juntas de las ventanas y puertas donde suele haber un breve espacio entre sus uniones.

También es posible utilizar un burlete aislante (espuma plástica de goma o silicón) que ayuda a reducir la filtración de aire, y por lo tanto el coste de la calefacción, o de refrigeración en caso de estar en verano.

Protección en los cajetines de las persianas

Los cajetines de las persianas son otro punto de filtración de aire exterior que desmejora el aislamiento térmico de nuestra vivienda. Mejorarlo por completo puede costar un poco, pero sí es posible reducirlo en gran medida retirando algunos tornillos de la tapa para instalar una manta térmica en los cajetines. Esto evitará el coladero de aire por esta vía, y la pérdida de energía que muchas veces ocurre a través de las persianas.

Otras acciones

Además de estas dos acciones que son sencillas y económicas, debemos tener en cuenta estos detalles:

  • No podemos olvidarnos de suelos y techos, porque estos son otro punto vital para lograr un aislamiento térmico eficaz. Los suelos de madera con un grosor recomendado de 8mm y con un aislante acústico de 2mm son una buena opción.
  • En verano, se recomienda el uso de toldos y persianas para evitar el calor en exceso dentro de la casa.
  • Ventilar bien la vivienda al menos 10 minutos al día para renovar el aire de cada habitación.

→ Estos sencillos consejos nos harán notar la diferencia. Si en tu vivienda hay problemas de aislamiento térmico ¡ponlos en práctica! Y si necesitas la ayuda de profesionales, no dudes en contactarnos.

¿Quieres seguir leyendo artículos de este estilo?

 Por favor, valora nuestro post.

¡Queremos saber tus impresiones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo podemos ayudarte?